.recentcomments a{display:inline !important;padding:0 !important;margin:0 !important;} Saltar al contenido

¿ Estás tomando la cantidad suficiente de agua ?

mujer bebiendo agua pura

Se necesita una hidratación adecuada para que tu cuerpo alcance su máximo potencial. Aprende aquí cómo hidratarte adecuadamente.

Tu cuerpo necesita más que la energía y los nutrientes presentes en su alimentación. Para sobrevivir también necesita agua. Se necesita una hidratación adecuada para que tu cuerpo alcance su máximo potencial. Y si bien comer saludablemente puede ser considerado de formas diferentes según cada persona, el agua es una necesidad universal. No hay duda de que tu cuerpo está más saludable cuando tienes tiene una adecuada hidratación.

Aunque es esencial, puede haber cierta confusión acerca de por qué la hidratación es importante. Para cuando hayas terminado de leer esto, habrás aprendido lo siguiente:

  • Cómo funciona el agua en tu cuerpo.
  • Por qué necesitas beber agua.
  • Como hidratarte y mantenerte hidratado.
  • Cómo detectar la deshidratación.

Y, probablemente, desarrolles un nuevo aprecio por el agua.

Cómo funciona el agua en tu cuerpo

El agua facilita incontables procesos fisiológicos, incluyendo la digestión, la eliminación de desechos y la protección. Puede ser difícil ver todas las funciones que desempeña el agua en tu cuerpo porque está por todas partes, todo el tiempo. Sin embargo, es posible determinar de qué forma una hidratación saludable mantiene tu cuerpo en buen orden.

La boca es la primera parada a lo largo del tracto digestivo. Y es la primera parada en su recorrido por las vías por las que trabaja el agua dentro de tu cuerpo. Todo comienza con la saliva. Ésta es secretada en la boca por las glándulas salivales, pero es básicamente agua. La saliva comienza la digestión de la comida descomponiendo sus alimentos en partes más pequeñas.

El agua es un gran solvente. Esto significa que las cosas, los alimentos y especialmente sus nutrientes, se disuelven y descomponen fácilmente en el agua. De manera que no es ninguna sorpresa que el agua esté implicada en esta parte de la digestión. Mezclar los alimentos con agua ayuda a que la digestión se lleve a cabo de manera rápida y eficiente.

Después de mezclar la comida, el agua sigue a través de tu estómago, en dirección del intestino grueso. Ahí es en donde se absorbe la mayor parte del agua que bebes. El revestimiento del intestino grueso está cubierto de pequeñas proyecciones semejantes a dedos llamadas vellosidades. Estas vellosidades incrementan el área de la superficie del intestino grueso y permiten una máxima absorción de agua.

El agua absorbida por el intestino grueso es transportada a lo largo de tu cuerpo en la sangre. De manera que, beber mucha agua te ayuda a mantener una saludable cantidad de sangre.

A veces se acumula material de desecho en la sangre y necesita ser eliminado. Eso nos lleva al siguiente paso en el trayecto de una adecuada hidratación: tus riñones.

Los riñones filtran los desechos y las toxinas de la sangre. Eliminan de tu cuerpo el material no deseado a través de la orina. Por eso es tan importante mantener niveles adecuados de hidratación, especialmente cuando no te sientes de lo mejor.

Otra manera en la que el cuerpo elimina las toxinas es a través de los movimientos intestinales normales. Beber agua también puede ayudarle a aliviar el estreñimiento. El agua reblandece las heces y ayuda a que se muevan a lo largo del colon.

Tu piel es la última parada en su recorrido por los beneficios que ofrece el agua al cuerpo. Ello se debe a que la transpiración es otra función corporal que depende del agua. El sudor está compuesto de agua, minerales, electrolitos y una variedad de compuestos que tu cuerpo desea eliminar. Una hidratación saludable le aporta a su cuerpo suficientes fluidos para sudar y expulsar los desechos.

Además de eliminar los desechos, la transpiración le ayuda a mantener una temperatura corporal normal. ¿Cómo te refresca? El agua sale de tu cuerpo a través de los poros, es la humedad que se acumula en tu piel. Cuando esa humedad se evapora, convirtiéndose de líquido a gas, te ayuda a refrescarte. Ello se debe a que toma energía (en este caso, calor) para transformar el agua líquida a su estado gaseoso, es decir, vapor de agua. Este proceso le provoca una sensación de frescura y bienestar.

Por qué necesitas practicar una hidratación saludable

Con el conocimiento de la manera en la que tu cuerpo hace uso del agua, puedes ver lo importante que es beber lo suficiente. Todas las funciones corporales dependen del agua. Una adecuada hidratación ayuda a tu cuerpo a mantener la homeostasis, es decir, el equilibrio entre los procesos fisiológicos. Sin este equilibrio, tu cuerpo no puede mantener su salud.

Un ejemplo de esto fue puesto de relieve en un artículo de una publicación científica británica en el año 2013. Los investigadores hallaron que hasta 60% de los niños llegaban a la escuela ya deshidratados. Esta falta de fluidos desde temprana hora hace que el aprendizaje en las aulas sea difícil. La concentración y las habilidades cognitivas disminuyen cuando no estamos completamente hidratados.

Sin embargo, la confusión mental causada por la deshidratación no es permanente. Los investigadores concluyeron que beber un vaso adicional de agua durante la estancia en la escuela mejoraba las habilidades motoras finas y el enfoque visual.

Mantenerse hidratado hace mucho para mantener tu cuerpo en su máximo nivel de desempeño:

  • Una adecuada hidratación apoya una piel hermosa y saludable.
  • El agua ayuda en los procesos de reparación de heridas, reduce las arrugas y mantiene la piel con una apariencia lozana y con volumen.
  • La función inmunológica y el poder para combatir los gérmenes se ven fortalecidos cuando tu cuerpo tiene suficiente agua.

Una hidratación saludable ayuda a proteger los delicados huesos, tu cerebro, la columna y otros órganos vitales. El fluido medular, el fluido que está entre las articulaciones y el espacio que se encuentra alrededor de los órganos está compuesto en buena parte por agua. Este líquido actúa como amortiguador de golpes, protegiendo tu cuerpo del daño causado por el impacto.

Cómo logras una adecuada hidratación y mantenerte hidratado

Jarra de agua pura con frutas
Puedes agregar fruta a un vaso de agua pura fría para darle sabor.

Como puedes ver, el agua forma parte de todas las funciones corporales. Por eso es tan importante tener una adecuada hidratación. Beber suficiente agua puede ayudar a tu salud y mantener feliz a tu cuerpo. Pero, ¿qué es una hidratación adecuada y cómo puedes lograrla?

Las recomendaciones respecto al consumo diario de agua varían, y varían en cuanto al volumen sugerido, aunque hay una cosa que sí es consistente: beber agua es la mejor manera de mantenerse hidratado. Si bien los jugos, las bebidas gasificadas y el café contienen agua, el agua regular y simple es la manera más efectiva de hidratarse.

¿Por qué solo agua? Los jugos y las bebidas gasificadas tienen un alto contenido de azúcares añadidos que pueden alterar tu estómago si estás deshidratado. Y pueden causar estragos en tu dieta saludable. Las bebidas para deportistas pueden ser adecuadas para hidratarse, pero solo deben tomarse si te has ejercitado arduamente y has sudado mucho. Puede ser de mayor beneficio beber mucha agua antes de hacer ejercicio intenso y comer después una colación como una fruta o granola baja en grasas.

Con todas estas recomendaciones para tomar agua, comienza con un objetivo sencillo: los adultos deben beber unos 8 vasos de 8 onzas (alrededor de 236 mililitros) de agua todos los días. Ser consistente y beber agua antes de hacer ejercicio mantendrá a tu cuerpo feliz. Si recordar tomar agua te resulta difícil, lleva siempre contigo una botella de agua que puedas volver a usar. Anota cuánta agua necesitas cada día y ve tachando las onzas (o los litros) conforme vayas bebiendo.

No te olvides de las frutas y las verduras que contienen agua de manera natural. Las manzanas, las uvas, los melones, los pepinos, la lechuga y el apio son fuentes dietarias de agua. Estos alimentos naturales no solo son opciones saludables, además te ayudan a mantener una hidratación adecuada.

Si prefieres algo de sabor extra en tu bebida, agregar frutas y verduras a un vaso de agua fría podría ser tu pase a una hidratación saludable. Las moras, la menta y el pepino se combinan muy bien para darle a un simple vaso de agua un toque adicional de sabor sin añadir azúcar. Comienza por sustituir las bebidas azucaradas por agua con infusiones y consentir a tus papilas gustativas con una bebida más natural.

Cómo detectar la deshidratación

Es fácil olvidarse de beber agua cuando estás muy ocupado(a). Sin embargo, tu cuerpo puede dar la señal de alerta cuando hay deshidratación a través de diversos síntomas. La sed es el indicador más obvio, pero con frecuencia llega demasiado tarde. Se puede desencadenar una ligera deshidratación antes de que tengas sed, dejando tu cuerpo desprevenido.

Otros signos de deshidratación incluyen fatiga, dificultad para concentrarse y dolor de cabeza. Estos pueden ser sutiles, por lo que es importante prestar atención a lo que tu cuerpo te dice. Si estos síntomas llegan a presentarse, acaba con ellos bebiendo mucha agua. Y sigue bebiendo a lo largo del día para lograr una rehidratación corporal total.

Para saber a ciencia cierta si estás bebiendo suficiente agua, no hay que ir más allá del retrete. El color de tu orina es un fuerte indicador de tu estado de hidratación. Una orina oscura indica que debes beber más agua. Si lo que queda en el retrete es de un color pálido, date una palmada en la espalda, estás saludablemente hidratado(a).

Beber agua pura: importante para una adecuada hidratación

acoplado al grifo
El agua de la llave de nuestro grifo no es tan pura como creemos.

Sin embargo, tan dañino como no beber la suficiente agua  que tu cuerpo necesita, es beber agua contaminada o agua con mucho cloro o no tan pura (como el agua que te llega del servicio municipal).

Sí quieres recibir todos los beneficios que le brinda el agua a tu cuerpo, debes asegurarte de que estas bebiendo agua realmente pura, y para ello existen formar sencillas y económicas de hacerlo.

Hoy en día existen en el mercado gran variedad de purificadores de agua, con diversos métodos de purificación y que se pueden  colocar en el grifo de tu casa o se pueden usar en jarras y vasos que filtran y purifican agua. Sólo asegúrate de comprar uno que tenga un alto nivel de purificación y que no sólo sea un filtro de agua. Ver Tipos de purificadores de agua.

El agua embotellada es una solución práctica cuando estas por fuera de casa, pero recuerda el impacto ecológico que puede representar actualmente en nuestro pobre contaminado planeta (y además para tu bolsillo). Reduce el desperdicio de botellas plásticas reutilizando las botellas de agua y reciclando las botellas viejas. Ser un ciudadano responsable y bien hidratado significa comprar agua embotellada de manera responsable.